Bienvenidos

Este es el Blog del Estudio de Parejas de la Iglesia Bautista de la Gracia. Aquí encontrará un resumen de nuestro estudio semanal, información sobre nuestros eventos y nuestras actividades.

Nos reunimos todos los martes a las 8:30 pm. Para mayor informacion comunicarse con la Iglesia Bautista de la Gracia.
(809) 581-1845

martes, 20 de enero de 2009

El Rol del Hombre en el Matrimonio

Efesios 5:21-33

Una de las cosas más distorsionadas y fuera de la realidad bíblica es lo que significa ser hombre y lo que significa ser cabeza del hogar. Y esta distorsión prácticamente afecta todos los aspectos de la vida familiar.

El verso 21 empieza con lo primero que se necesita para que funcione un matrimonio.

Someteos unos a otros en el temor de Dios.

Todo lo que el hombre hace en el hogar está sujeto a una regla mayor que él: el temor de Dios. En cierta forma el hombre y la mujer se deben una sujeción mutua.

En Cristo
El eje central del hogar y del matrimonio no es el hombre sino Cristo. Esto se muestra porque el pasaje menciona: “como Cristo” unas siete veces. La Biblia muestra una diferencia en función entre el hombre y la mujer. El rol del hombre es servir como cabeza de la mujer, como Cristo de Su pueblo y el rol de la mujer es servir en sujeción a su marido. Estos roles fueron dados por Dios antes del pecado, de modo que no son resultado de la caída sino parte del diseño de Dios, pero sí fueron corrompidos por el pecado. El llamado del texto no es a crear nuevos roles, sino a redimir los mismos que fueron corrompidos.

¿Qué es ser cabeza?
La mejor manera de determinarlo es viendo cómo Cristo es cabeza de Su iglesia.
Ser cabeza no es un derecho a controlar, abusar u oprimir sino a guiar con amor.
El rol del hombre según el pasaje incluye dos aspectos:
1. Protección. ¿Cómo siendo cabeza implica protección? (vs. 25) Implica hacer cosas o sacrificios para que la esposa no sufra. Cristo se entregó por Su iglesia. 1 Ped. 2:24; Gál. 3:13; Rom. 5:8.
Esta protección incluye el ámbito espiritual. Es sufrir por alguien que no se lo merece. La esposa no se gana esa protección—es pecadora.
La protección implica la intervención dañina o peligrosa de un tercero.

2. Provisión. El hombre sustenta y cuida a su mujer, así como Cristo a Su iglesia. (vs. 29)
Precaución para las esposas: Las esposas no deberían demandar que el marido sea líder porque haciendo esto destruyen su liderazgo y los desalienta. En lugar de demandar, ora. Este es el recurso más poderoso que tienes. Y puedes, respetuosamente expresarle tus anhelos.

La provisión tiene varios aspectos:
  • Espiritual: alimentándose primero a sí mismo para alimentar a su esposa e hijos.
  • Ser líder no significa ser más inteligente o más capaz, pero sí requiere una medida muy alta de diligencia.
El hombre debe ser líder en el perdón y la reconciliación.
Gen. 3:9 “¿Adán, donde estás?”

Si Dios te muestra debilidades, concéntrate en una a la vez. Trabajando con una estarás trabajando indirectamente con las demás.

2 comentarios:

  1. Luis A. En el punto 1 Protección. La última frase que dice "La protección implica la interverción dañina o peligrosa de un tercero."
    La puedes aclarar, por favor. RG

    ResponderEliminar
  2. Bueno yo tambien tenia ciertas dudas con este punto, pero entiendo esto: que el marido debe proteger a su esposa cuando un tercero quiere ocasionar daño o traer peligro sobre ella o el matrimonio?????

    ResponderEliminar